Dale a tus bolsos y complementos una segunda oportunidad

El otro día vi un programa que hablaba de la “economía circular”, es decir, la idea de dar más oportunidades de vida a las cosas. Su objetivo es conseguir que tanto los productos como los recursos mantengan su utilidad y valor en todo momento, y reducir así el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía.

Entonces pensé en qué podía hacer yo al respecto, y me vinieron a la cabeza todos esos bolsos que se van comprando a lo largo de los años, que te da pena tirar porque es de piel, pero que ya no te pones porque está demasiado viejo. Y se me ocurrió una idea: alargar el ciclo vital de mis productos.

Así que te propongo que, si quieres, le des una segunda oportunidad a ese bolso Carmen del Olmo que durante meses disfrutaste tanto. Me lo traes, te lo repinto, y aunque no queda igual que nuevo, sí que vuelve a estar bastante aparente para que puedas volver a disfrutarlo. Mi idea es cobrar un precio bajo, que oscilará entre 10€y 20€, dependiendo del bolso, del tamaño y de su estado.

Desgraciadamente, si el bolso está demasiado cuarteado, no merece la pena repintarlo, porque el tinte no cubre esa capa de piel que le falta, y el resultado no será tan satisfactorio.

¿Qué te parece? ¿Te sumas a la economía circular?